José Ovejero

Narrador, poeta y ensayista, galardonado con el Premio Alfaguara 2013 por La invención del amor y con el Premio Setenil 2018 por el libro de relatos Mundo extraño  

  • Biografía

    José Ovejero (Madrid, 1958) combina su pasión por la literatura con las colaboraciones periodísticas y los talleres literarios. Desde que ganara el Premio Ciudad de Irún 1993 con su poemario Biografía del explorador, ha cultivado todos los géneros, siendo especialmente reseñables su libro de viajes China para hipocondríacos (Alfaguara, 2013), merecedor del Premio Grandes Viajeros 1998, y su novela Las vidas ajenas (2010), ganadora del Premio Primavera 2005. José Ovejero ha publicado las novelas Añoranza del héroe (Alfaguara, 2013), Huir de Palermo (2006), Un mal año para Miki (2003), Nunca pasa nada (Alfaguara, 2007), La comedia salvaje (Alfaguara, 2009), que obtuvo el Premio Ramón Gómez de la Serna 2010, La invención del amor, galardonada con el Premio Alfaguara de novela 2013 y Los ángeles feroces (2015); los libros de relatos Cuentos para salvarnos todos (1996), Qué raros son los hombres (2000), Mujeres que viajan solas (Alfaguara, 2013) y Mundo extraño (2018), galardonado con el Premio Setenil ; los ensayos Bruselas (1996), Escritores delincuentes (Alfaguara, 2011) y La ética de la crueldad, que ha obtenido el Premio Anagrama de Ensayo 2012; y los poemarios Biografía del explorador (1993), El estado de la nación (2002) y Nueva guía del Museo del Prado (2013).

    Sus artículos y relatos se publican en diferentes periódicos, revistas y antologías, tanto en España como en el extranjero.

    Ha dado conferencias en universidades e instituciones culturales en España, Italia, Estados Unidos, Bélgica, Francia, Canadá, Australia, Argentina, Ecuador, México y otros países. También imparte regularmente talleres de escritura creativa en diversos centros y universidades españoles y extranjeros.

  • Conferencias

    La ética de la crueldad

    Estamos acostumbrados a ser testigos de violencias extremas, torturas, violaciones y humillaciones en todas las formas del arte. A menudo la crueldad allí desplegada se nos presenta como espectáculo. Sin embargo, hay una crueldad que no satisface el morbo del espectador ni corteja sus valores, sino que lo confronta con sus hipocresías y sus miserias. Es ética en el sentido de que pretende una transformación del lector, aunque a veces tenga que agredirle para ello: no le ofrece certidumbres sino lo contrario. Es una literatura que no se somete a la cultura del espectáculo ni a la asepsia posmoderna. Durante la charla se examinan las maneras en las que el autor cruel intenta despertarnos la modorra de nuestras vidas casi virtuales para acercarnos a la complejidad de lo real.

    Literatura y realidad: un matrimonio mal avenido

    Hay parejas que mantienen una relación difícil desde el inicio. Sus miembros sienten una atracción mutua intensa, se dan cuenta de que hay algo profundo que los une, pero también son conscientes de que tantas cosas los separan y enfrentan. En algún momento podría pensarse que cada uno saldrá por su lado, que, hartos de trifulcas y desencuentros, preferirán llevar una vida independiente. Pero algunas recuerdan a los boxeadores abrazados en un clinch: forcejean, se propinan golpes, pero no se separan; al parecer, se sienten más protegidos en esa violenta cercanía.

    La literatura para algunos refleja la realidad, para otros está al servicio de ella —por ejemplo la literatura mal llamada comprometida—, y para muchos, después de la crítica postmoderna ni siquiera tiene sentido establecer una relación entre ambas: la literatura sería un juego que nada tiene que ver con lo real. Ese es el tema central de la charla: ¿puede el escritor seguir empeñándose en que su obra tenga alguna influencia en la realidad?

    El escritor y lo escrito

    Los escritores no viven una vida, sino dos: la que viven y la que escriben. Así opinaba Anaïs Nin, y es algo que hemos oído cientos de veces en diversas variaciones. Los propios escritores solemos reproducir esa opinión, dando a entender que la escritura es una suerte de vida paralela. Hay una cierta dosis de exageración, y de romanticismo, en esa manera de entender la escritura: el artista que, en virtud de su genio, accede a experiencias más intensas que las de los demás mortales. Si llevamos esta idea al extremo, la propia vida acaba convirtiéndose en mero pretexto para la construcción de vidas imaginarias. La otra posibilidad, menos halagüeña, sería que el escritor es alguien incapaz de vivir su propia vida y prefiere habitar en el mundo virtual que ofrece la literatura.

    Durante esta charla se analiza la relación difícil de los escritores con su propia obra.

    Escribir (o leer)  para pensar, pensar para ser libres

    Sin conocimiento no hay libertad. Incluso podríamos decir que el conocimiento y la libertad son lo mismo —si seguimos al filósofo Spinoza—. Escribir puede ser, como se dice hoy, puro entretenimiento; también leer. Sin embargo hay una literatura que reniega de la dictadura del entretenimiento, que es justo lo contrario de conocer. Entretenerse es distraerse, alejar nuestra atención de la realidad. Pero escribir puede ser también otra cosa: ahondar en el ser humano —como individuo o en sus relaciones personales y sociales, también en sus creaciones—. Y es ahí donde la literatura nos acerca a la libertad. Leer/escribir es una forma de introspección y de análisis de aquellas zonas que a menudo quedan a oscuras: lo que no queremos ver, lo que no queremos saber, lo que nos da miedo, lo que atenta contra nuestras convicciones. Nos acerca a aquel fondo oscuro que para Schelling era la base de la personalidad —y qué otra cosa es la personalidad sino la libre expresión basada en el conocimiento.

    La conferencia versará sobre esas relaciones entre escritura, pensamiento y libertad, una libertad que no es solo individual, sino que empuja a la acción.

    Libros caníbales

    El lector devora el libro, pero el libro también devora al lector. Marx afirmó que los objetos que consumimos nos transforman: la producción de arte crea a un ciudadano aficionado al arte; el aumento de la velocidad de los medios de transporte cambia nuestra forma de vida y por tanto a nosotros mismos, empezando por nuestras relaciones sociales, laborales y familiares. ¿Y los libros, cómo nos transforman? ¿Qué hace con nosotros el hecho de ser lectores? Y si somos lectores de best-sellers, ¿tiene esto alguna influencia sobre nuestra manera de estar en el mundo?

     

  • Vídeo

  • La invención del amor

    En esta novela José Ovejero deja de mirar al amor de soslayo en sus poemas, narraciones o ensayos para mirarlo de frente. Sereno. Reflexivo. Como un gran aliado para la reinvención de su protagonista Samuel. Y también como aliado para contar la realidad social zozobrante de España […]. La obra se inscribe en una tendencia literaria en la cual el tema del amor ha vuelto al epicentro de la narrativa, a protagonizar las novelas de grandes autores y a través de él dar cuenta de la realidad.

    Winston Manrique, El País

    De entrada, que en la novela el amor sea, al menos en un primer momento, literalmente una mentira consciente, ya es un manifiesto antirromántico.

    Ernest Alós, El Periódico de Catalunya

    Una historia de azares, zozobras, amores peligrosos y quiebras individuales y colectivas ambientada en el madrileño barrio de Tirso de Molina.

    Borja Hermoso, El País

    Seguro que llegará a mucha gente porque es una historia con muchas capas de lectura.

    Jordi Puntí, Miembro del Jurado, XVI Premio de Novela Alfaguara 2013

    Una novela que revela la fuerza transformadora de la imaginación y su capacidad para construir nuevas existencias.

    Manuel Rivas, Presidente del Jurado, XVI Premio de Novela Alfaguara 2013

    Escritores delincuentes

    Su ensayo es rico en meandros, consideraciones y puntos de vista que se evalúan, se examinan y se dejan pasar. Hemos de agradecerle, aparte de lo mucho y bien que se ha documentado, que no intente explicar lo inexplicable. En eso se ve la mano de un verdadero novelista.

    Andrés Ibáñez, ABC Cultural

    José Ovejero no pretende hacer justicia, ni literaria ni de la otra. Con vista y olfato de detective, cualidades que no deben faltarle al buen biógrafo, investiga los casos.

    Julio José Ordovás, Babelia, El País

    La indudable amenidad del estilo, su laconismo, incluso su elegancia para eludir él mismo la tentación de sensacionalismo gratuito, hacen que el lector siga con comodidad en este viaje.

    José Manuel Benítez Ariza, El Cultural de El Mundo

    Pero es que además ese gran escritor que es Ovejero ha conseguido profundizar con la fuerza de un taladro en las biografías de sus personajes y, al mismo tiempo, reflexionar sobre la relación que hay entre la vida y la escritura, entre los demonios y los deseos. Este libro es un paseo intenso y conmovedor por los extremos del ser, por la inquietante y a veces grotesca realidad que se extiende extramuros, justo al otro lado de la frontera, entre las sombras.

    Rosa Montero, Babelia, El País

    Un inventario —de erudición envidiable y escritura elegante— de la relación, más tortuosa e impredecible de lo que uno pudiera pensar, entre la literatura y el crimen.

    Juan Gabriel Vásquez, La Vanguardia

    La comedia salvaje

    Sólo la voz de un loco puede contar la locura de una guerra. Y encima funciona.

    Enrique de Hériz, El Periódico de Cataluya

    Es un viaje por la historia humana de la barbarie, un infernal viaje por todas las guerras, las pasadas y las que vendrán.

    J. Ernesto Ayala-Dip, Babelia, El País

    Ovejero muestra una notable imaginación, virtud siempre escasa entre nuestros autores […]. En esa inventiva, así como en el equilibrio entre lo atroz y caricaturesco, radica el mérito principal de esta excelente novela.

    Ricardo Senabre, El Cultural

    Nunca pasa nada

    Una historia de esas que agarran al lector desde la primera página para enfrentarle, en la última, con su conciencia.

    Santos Sanz Villanueva, El Cultural de El Mundo

    Nunca pasa nada esconde en realidad todo un subterráneo flujo de secretos, de culpas, de miedos.

    J. M. Pozuelo Yvancos, ABCD las Artes y las Letras
  • Libros de José Ovejero

  • Prensa sobre José Ovejero

Descargar ficha en PDF

Consultar disponibilidad

  • Llámanos: +34 915 35 89 27
  • José Ovejero viaja desde Madrid, España

Otros autores

Javier Gomá Lanzón

Premio Nacional de Ensayo, es uno de los cincuenta intelectuales iberoamericanos más influyentes, según la revista Foreign Policy

Manuel Vilas

Narrador y poeta, uno de los más destacados representantes de una nueva generación de escritores

Agustín Fernández Mallo

Físico, narrador y poeta, autor del fenómeno literario Proyecto Nocilla, que lo convirtió en un referente de las letras españolas